Emprender también tiene género

Emprender también tiene género

Emprender también tiene género

El día 16 de Abril ha sido el Día Mundial del Emprendimiento, un día que pretende reivindicar y dar a conocer el esfuerzo de quienes se atreven a poner en marcha un proyecto empresarial. El último informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor) 2018/2019 indica que la iniciativa emprendedora tiende a ascender tras el descenso producido durante la crisis. También muestra que la brecha de género a la hora de emprender tiende a reducirse, (en España y a nivel mundial).

Distinto posicionamiento ante el emprendimiento

La explicación a la brecha de género a la hora de emprender tiene un componente externo, ajeno a las propias mujeres y derivado de unas condiciones de partida y de trato diferentes y menos favorables. Por ejemplo, los menores índices de estabilidad laboral, jornadas completas y salarios de las mujeres conllevan una menor capacidad económica, de ahorro y de endeudamiento; por lo que tanto los recursos económicos para poder invertir, como la posibilidad de acceder a financiación son menores. Ello repercute en las inversiones que realizan en sus proyectos, que suelen ser menores que las de los hombres.

Pero también existe un componente interno a la hora de explicar la brecha de género ante el emprendimiento, cuyo origen está en cómo nos posicionamos las mujeres. Por ejemplo la habitual menor confianza en nosotras mismas limita nuestra capacidad de asumir riesgos, al dudar en mayor medida de nuestra capacidad, e incide por tanto en una menor intención de poner en marcha un negocio y en un mayor nivel de abandono durante el proceso.

Estas y muchas más cuestiones se enlazan entre ellas, caracterizando unos procesos de emprendizaje y proyectos empresariales, no necesariamente peores, pero sí diferentes.

Por eso el día 19 de Noviembre es el Día Mundial de la Mujer Emprendedora. No sólo para incidir en el rol de la mujer en la economía, sino también para sensibilizar sobre los obstáculos específicos a los que nos enfrentamos a la hora de emprender.

Servicios de apoyo para emprender con perspectiva de género

Por todo ello es importante que los servicios de apoyo al emprendimiento integren la perspectiva de género en sus procesos, sabiendo detectar y trabajar las barreras específicas a las que se enfrentan las mujeres que emprenden. Para así resultar más efectivos a la hora de ayudarles a salvar los obstáculos que les impiden emprender en igualdad.

Noticias relacionadas:

Consulta en nuestra web qué tipo de servicios ofrecemos para emprendedoras y servicios de apoyo al emprendimiento.

Ayudas económicas para inversiones empresariales