La formación en igualdad también puede ser bonificada (Parte II)

A través de esta entrada continuamos analizando la formación programada por las empresas para su personal, financiada a través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo.

En nuestra primera entrada, “La formación en igualdad también puede ser bonificada”, comentamos cuándo la formación puede acogerse a esta modalidad de financiación y las alternativas y figuras que pueden intervenir en la formación bonificada.

En esta ocasión revisaremos qué requisitos debe cumplir la formación para poder ser bonificada.

Requisitos de la formación bonificada

Para poder optar a la bonificación de la formación a través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), la formación debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Se deben adoptar medidas de protección para las personas participantes, contando con un seguro de accidentes y responsabilidad civil ante terceros.
  • Debe tener una duración mínima de dos horas y no exceder de ocho horas diarias, salvo que toda la formación se imparta en una sola jornada.
  • En la modalidad presencial, el máximo de alumnado por grupo no puede exceder de 30.
  • Es preciso informar a las y los participantes sobre el modelo de financiación y garantizar la gratuidad de la formación. (Preferiblemente por escrito, para garantizar su acreditación en caso de inspección).
  • El personal docente debe estar cualificado en la materia del curso. Y se debe disponer de su CV en el lugar de impartición, a disposición de una posible inspección.
  • El control de asistencia deber realizarse según modelo normalizado y la entidad formadora debe conservar una copia.
  • Se debe evaluar y comprobar la adquisición de competencias, y conservar los documentos justificativos.
  • Se debe entregar un certificado de asistencia o aprovechamiento, según modelo normalizado, en un máximo de 2 meses desde la finalización de la formación. Y se deben conservar los justificantes de su entrega, que preferiblemente serán recibís firmados u otra justificación válida. (No es válido el envío por email, pero sí podría servir si se dispone de una plataforma digital donde se registre la descarga de documentos, por ejemplo).
  • Finalmente, las personas participantes deben cumplimentar un Cuestionario de Evaluación de la Calidad. Y la entidad formadora debe conservar una copia.
Información relacionada

Centros y entidades de formación

Preguntas frecuentes sobre la formación programada

 

La formación en igualdad también puede ser bonificada

La formación programada por las empresas para su personal puede ser financiada, en los términos y con los límites establecidos en la legislación, a través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, mediante bonificaciones en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.

Para ello, las acciones formativas deben guardar relación con la actividad empresarial e ir dirigidas a la adquisición y mejora de las competencias profesionales de su personal, o responder a necesidades específicas detectadas por las empresas.

Por tanto, la formación en igualdad al personal, que se imparte cuando se detecta dicha necesidad en la empresa, puede acogerse a este tipo de financiación.

Alternativas y figuras para la formación bonificada

Las empresas pueden decidir qué formación necesitan y cómo y cuándo la realizan.  Y a la hora de gestionarla pueden optar por organizar la formación por sí mismas o derivar la organización a una entidad externa.

Si la empresa organiza por sí misma la formación, asume los trámites relacionados con el cálculo y tramitación de las gestiones para la aplicación de la bonificación. Pero cuenta con la posibilidad de derivar en una Persona Gestora Administrativa Externa la comunicación del inicio y finalización de la formación. Para ello sólo sería preciso que diera de alta a una persona física en la aplicación, que sería quien realizaría dichas gestiones.

El coste de contar con esta figura habría que detallarlo aparte y sería considerado coste indirecto, siendo bonificable hasta un máximo del 10% del coste total de la formación y con los límites marcados con respecto al sumatorio de costes directos e indirectos.

Cuando la empresa organiza por sí misma la formación, puede impartirla por medios propios o contratar a la Entidad de Formación que decida.

Cuando la empresa opta por derivar la gestión a una Entidad Externa Organizadora, ésta es la que asume las gestiones relacionadas con la aplicación de la bonificación. Y sería dicha entidad la que contrataría a la entidad formadora por la que se opte. En esta situación, la Entidad de Formación deberá estar inscrita o acreditada, (en función del tipo de formación que se vaya a realizar), en los ficheros de datos del Servicio Público de Empleo y de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo.

Información relacionada

Cómo gestionar la formación bonificada

Diferencia entre autorización de entidades organizadoras y gestor administrativo externo

La ciencia y la Igualdad de Género

Fotos de Camisetas de SANTI OCHOA is licensed under CC BY-NC-ND 2.0

La ciencia y la Igualdad de Género

Las disciplinas científicas son el reflejo de la evolución de la especie humana, un desarrollo cultural y de conocimiento que ha permitido la especialización del saber en múltiples ramas. La ciencia es producto del desarrollo del ser humano y a la vez base e impulso de nuevos desarrollos.

El desarrollo científico no siempre es positivo según la ética de justicia, equidad e igualdad para el conjunto de la humanidad. Pero eso es así porque a menudo la investigación científica es impulsada, respaldad y utilizada por el feroz capitalismo hijo del imperialismo occidental. Tanto el feminismo como las teorías post y des-coloniales han demostrado que la ciencia como producto humano que es, no es ni puede ser neutral, siempre hay un elemento subjetivo que determina el sujeto u objeto de estudio, los medios empleados para desarrollar una investigación y por supuesto el uso que el ser humano dará a los descubrimientos científicos.

En la actualidad la difusión científica es compleja porque nos movemos entre interesantes maneras de divulgar el conocimiento (Un ejemplo puede verse en una serie de mini documentales que realizó tve, titulada “Pienso, luego existo”, véase: http://www.rtve.es/alacarta/videos/pienso-luego-existo/pienso-luego-existo-emilio-lledo/1212743/) frente a informaciones parcializadas y sensacionalistas que bombardean los mass media a menudo sin base científica que lo sustente.

Es importante reflexionar sobre cómo poder llevar el conocimiento científico a un mayor público ya que eso mejoraría el patrimonio cultural de la humanidad e impulsaría las diversas investigaciones:

“Los medios de comunicación pueden desempeñar un papel crucial como interfaz en el mundo científico, ayudando a incrementar el apoyo y la comprensión del público sobre la necesidad de crear una sociedad basada en el conocimiento. Y además, podría contribuir a promover la inversión en investigación y justificar la financiación pública. ”

Noticias relacionadas:

https://metode.es/revistas-metode/article-revistes/feminismo-y-ciencia.html

https://www.publico.es/ciencias/igualdad-ciencia-empieza-eliminar-estereotipos-aulas.html